LAS UÑAS DEL GATO

Conoce como es el funcionamiento de las uñas de tu gato y como mantenerlas en perfecto estado.

INTELIGENCIA FELINA
Descubre lo inteligentes que son los gatos y averigua el nivel de inteligencia de tu propio gato a través de nuestro test de inteligencia felina.

Rascadores para gatos

Es muy importante que tu gato tenga un lugar donde pueda arañar con sus garras y eliminar las capas de piel muerta que las cubren. En el caso de los gatos de exterior estos pueden utilizar árboles u otros elementos de la naturaleza para arañar, pero en el caso de los gatos caseros tendrás que suministrarle un rascador  para dicha necesidad si es que no quieres que utilice para ello tus alfombras , muebles o sofás.

El rascador hará la función de estación de manicura gatuna pero también puede ser un buen lugar para jugar, escalar y descansar. Hay rascadores con múltiples plataformas, hamacas, niveles, escondites, casitas, cilindros que giran, etc que sirven para que tu gato también pueda ejercitarse y pasar su tiempo agradablemente sin interferir en la convivencia contigo.

El rascador tiene que estar situado cerca de las zonas donde sueles estar, en lugares agradables y donde hay otros muebles atractivos para él que quieras evitar, de otro modo, si no resulta lo suficiente atractivo no dudará en utilizar tus muebles. El material del que está hecho el rascador también es importante , ya que si está fabricado con uno inapropiado tampoco surtirá efecto. Para hacer atractivo el rascador e incitar al juego a tu gatito puedes rociar las superficies con un spray de catnip o hierba gatera, que no es otra cosa más que Nepeta Cataria, una planta de olor similar a la menta que atrae irresistiblemente a los gatos.

La Nepeta Cataria es también conocida como la droga de los gatos, ya que la gran mayoría de los mininos reaccionan a la nepetalactona, principal ingrediente activo de la hierba y substancia relacionada con un compuesto similar encontrado en la orina de las gatas. Los machos no castrados son especialmente susceptibles a la Nepeta y a algunos gatos no les afecta del modo habitual debido a factores genéticos o a que el ambiente le resulta extraño o le produce ansiedad. Normalmente los gatos son adictos a esta planta. Mastican y se comen las flores, las huelen, se frotan en sus hojas y vuelven repetidamente a por una dosis de su esencia. Los gatos que consumen los aceites aromáticos de la planta se vuelven muy juguetones al principio y luego empiezan a rodar sobre si mismos como si estuvieran en éxtasis, cazan ratones imaginarios, echan espuma por la boca, y pueden eyacular u orinarse de gusto.

 

Nosotros mismos podemos construir un rascador casero. Para hacer rascadores verticales podemos usar unos tubos de pvc y enrollar una cuerda alrededor, la cuerda puede fijarse utilizando grapas o pegamento. Podemos hacer varios de diferentes alturas. Después podemos hacer una especie de casita o habitáculo utilizando una caja de cartón o construyendo mejor una de madera y forrándola con terciopelo, moqueta u otra tela resistente. Las hay que ya vienen con adhesivo incorporado pero también podemos utilizar pegamento o silicona para fijar la tela a la caja. Ahora hacemos unas plataformas de madera y las forramos del mismo modo que la casita. El siguiente paso es fijar los rascadores, las plataformas y la caja entre si a una base de madera que servirá de pié a todo el conjunto y le dará estabilidad y que puede ir también forrada como las plataformas y la casita de tela o bien con sisal o cuerda para tener un rascador horizontal. Para unirlos podemos utilizar clavos o tornillos si hacemos un pequeño orificio en las bases a unir.


En el interior de la casita introducimos un pequeño cojín para ofrecer al gatito un lugar cómodo y mullido donde reposar. De las plataformas podemos colgar juguetes con gomas elásticas adheridas con grapas o poner unas hembrillas donde podemos atar el juguete, también se pueden sujetar juguetes con pinzas e incluso poner cañas de las que cuelgue.

Si no te va el bricolaje o no eres precisamente un manitas puedes adquirir un rascador entre los múltiples modelos que están a la venta en el mercado. Los hay de todo tipo, desde el más simple que consiste en una superficie no demasiado grande para rascar, pasando por esquineros, para colgar o sencillos, hasta los más sofisticados con multitud de superficies y accesorios para jugar, rascar y descansar.

 


Youtube  Blogger  Google +  Tuenti  Twitter
.
© 2009
Maica García


gatos gatitos animales mascotas