Peluquería gatuna

Cuando un gato es cachorro su pelo es nuevo y suele ser espectacularmente bonito y suave pero llega un momento en que muda ese pelo por el de adulto que suele ser más áspero y puede mostrar nudos, especialmente en las razas de pelo largo, afortunadamente estas razas que requieren más cuidados suelen tener un carácter tranquilo y disfrutan cuando reciben una atención minuciosa. Los pelos sueltos le resultarán molestos y los lamerá de forma que acabarán en su estómago, por ese motivo es muy importante que ayudemos a nuestro gatito proporcionándole una serie de cuidados.

Uno de los cuidados que nuestro gatito puede necesitar es el de peluquería, tanto peinado como corte, que debe realizarse después de haber bañado al gato y que esté completamente seco. Si acostumbramos desde pequeño a nuestro gato a tener sesiones de peluquería, nos resultará mucho más fácil someterlo a estos cuidados cuando sea adulto. Las sesiones tienen que ser periódicas y frecuentes, pero no durar mucho tiempo, salvo que estemos preparando al gato para una exposición. No conviene animar a un gatito a que juegue con el peine o el cepillo, ya que si de mayor sigue haciéndolo, podría arañarnos y hacer difícil el aseo.

Para peinar a nuestro minino debemos empezar por debajo de su cuello, ya que es donde más le gusta al gato y el entenderá que se le están haciendo mimos y se relajará. Luego situaremos al gato de frente a nosotros, es decir mirándonos y con el peine comenzaremos a peinar los laterales del animal, de arriba hacia abajo, suave y delicadamente, sin profundizar demasiado para no hacerle daño. Cada cierto tiempo regresaremos al cuello para relajarlo y poder continuar tranquilamente. Después pasaremos a peinar suavemente la parte de la espina dorsal como si le estuviéramos haciendo una raya al medio, sin que el peine pegue contra las vértebras. Pasaremos a peinar ligeramente las patas traseras y después la delanteras, regresando inmediatamente al cuello si el gato se inquieta. Y para finalizar peinamos la cola, desde la base a la punta no entera sino por secciones, y por último el abdomen. Siempre peinaremos al gato a favor del sentido del pelo.

Mientras peinamos al gato buscaremos al mismo tiempo cualquier signo de pulgas o cualquier otro parásito. Se necesitan ambas manos para peinar a un gato. La mano que esta peinando agarra el peine por los dientes, con el pulgar descansando sobre el lado de los dientes, cerca de la punta. Debes usar pasadas cortas mientras aprendes, porque tu pulgar debe ser un órgano sensitivo. Gracias a el te darás cuenta si hay nudos o resistencia. En otras palabras, la sensibilidad de tu pulgar te avisara si le estas estirando el pelo a tu gato. El cepillado practicado desde la infancia reforzará también los vínculos con nuestro pequeño amigo.

Existen varios tipos de peines metálicos en el mercado, deberíamos disponer de dos, uno con las púas separadas y otro con las púas más juntas. El de púas separadas será útil cuando el gato tenga nudos pues los arrastrará y podremos eliminarlos, siempre que se utilice este peine después usaremos el otro. El peine de púas juntas se deberá utilizar cuando el gato no presenta nudos aparentes sino pequeños enredos del pelo, así como para el mantenimiento diario del pelo.

El peinado diario evitará que se hagan nudos que después serán difíciles de quitar. No todos los gatos requieren un peinado diario, depende del pelaje, de la época de muda, etc, pero es importante se habitúen a él para que no muestren resistencia cuando sea necesario.

Las zonas donde se deberá tener especial cuidado son: la barriga, las axilas, los cuartos posteriores, la cola y el pecho. En estas zonas es donde más a menudo podemos encontrar enredos y nudos, con delicadeza y suavidad el no tendrá inconveniente para dejarse peinar.

Para el cepillado se deberá utilizar una carda de púas blandas, es importante que esta carda sea específica para gatos o perros de talla pequeña, pues con otro tipo de carda podríamos dañar la piel del gato y no sería tan efectiva. El cepillado no es una operación necesaria a diario, pero sí importante al menos una vez por semana. La carda elimina el pelo muerto y el pelo más débil, favoreciendo así el crecimiento de nuevo pelo más fuerte y resistente. El cepillado se debe realizar siempre a contrapelo y la carda debe pasar fácilmente entre el pelaje del gato.

Para evitar que se enrede el pelo durante unos días cuando no se puede peinar así como para que luzca todo el esplendor de su melena después del cepillado, se puede aplicar polvos de talco por todo el pelaje, esto evitará temporalmente que se hagan nudos y provocará que el pelo quede mas suelto, pero el talco no es milagroso y no se debe abusar de él, con una vez por semana será suficiente para que sea efectivo, además puede ser peligroso para la hidratación de la piel y para el sistema respiratorio provocando asma. En gatos de pelaje negro, rojo y sus variantes, el talco palidecerá un poco el color, pero esto no es importante si no se lleva al gato de exposición.

Su otra mano se usa para alisar el pelo del gato antes de pasar el peine. La piel de un gato saludable es suelta y puede formar pliegues bajo el pelo. Así que la segunda mano es la mano para acariciar. La razón para usar la mano para acariciar es mas fácil de entender si nos damos cuenta que aun y cuando queremos peinar todo el pelaje de el gato, alguno de este pelo esta localizado sobre huesos protuberantes como los que se encuentran en la axila o en el frente de la cola. La mano de acariciar es usada para mover el pelo suelto para poder peinar fácilmente sobre los huesitos protuberantes y después dejarlo que se regrese a su lugar.

Si, durante el proceso de peinado y cepillado tu gato llora o se queja, no lo ignores y para. Nada pone a un gato mas nervioso que el pensar que no tiene control sobre una situación. Investiga cual es el problema y resuélvelo antes de continuar.

Cortar el pelo del gato suele ser necesario cuando por dejadez y falta de cepillados se han creado muchos nudos que parecen imposibles de deshacer. Muchas personas les cortan el pelo en verano para que estén más frescos pero esto no les aporta un gran beneficio pues los gatos no transpiran por la piel y con la muda tiran el pelo que les abriga en invierno y les sobra en verano. Respecto a la estética personalmente creo que los gatos son mucho más bellos con pelo que sin el pero por supuesto eso va en gustos y hay quienes gustan de hacer cortes de todo tipo a sus gatos.

Puedes optar por llevarle a una clínica veterinaria donde tengan servicio de peluquería o atreverte a cortar tu mismo el pelo de tu gatito. Si te decides necesitaras unas tijeras, una maquina cortapelo, una toalla y posiblemente un calmante recetado por el veterinario.

Utiliza unas tijeras para todas aquellas zonas a las que la maquina cortapelo no puede acercarse lo suficientemente. Corta los vellos largos alrededor de las orejas, recortando un poco cada vez, y únicamente cerca de la abertura interna de la oreja. Corta el pelo largo alrededor del esfínter anal para ayudar al animal a mantenerse limpio. En las gatas, recorta alrededor de cada pezón y de la vulva si se supone que pronto irá a tener crías. Esto disminuye las posibilidades de infección durante el nacimiento y ayuda a los recién nacidos a encontrar la fuente de leche materna con mayor facilidad.

Si el pelo del gato está todo enmarañado, corta las matas y los nudos con las tijeras. No intentes usar la maquina cortapelo sobre las zonas anudadas o harás un verdadero desastre.  Usa la maquina para el cuerpo del gato, desde su cuello hasta la base de su cola. Antes de empezar enciende la maquina un instante y presta atención a la reacción del gato. Posiblemente necesite algo de tiempo para acostumbrarse al ruido y poder relajarse. Si percibes que tiene demasiado miedo, tómate el tiempo necesario para acostumbrarlo. Muchos gatos temen a este tipo de ruidos y la única forma de emplear las cortadoras de forma segura es acostumbrándolos a ellas. Si tu gato está asustado o inquieto, acude al veterinario y pide que te dé algo para tranquilizarlo. Es verdaderamente sencillo lastimar al animal cuando éste no deja de moverse porque intenta escaparse.

Recuesta al gatito sobre una toalla para prevenir un desastre posterior. Comienza cortando desde la base de la cola, poco a poco, de modo que no te excedas. Mejor es prevenir que curar. Si quieres cortar más al ras, asegúrate de no lastimar o rasguñar la piel del animal. Muchas veces, se hace difícil distinguir el inicio de la piel en los gatos de pelo largo, sobro todo si el pelaje es grueso y enmarañado. 

Corta cuidadosamente, subiendo desde la cola hacia la cabeza. La mayoría de los peluqueros mantienen largo el pelo de la cabeza, así que no lo afeites allí. Si crees que el pelaje de su cabeza debe ser recortado, utiliza las tijeras para recortar aquellos demasiado largos pero no cortes el pelo facial del animal.  

En ocasiones puede suceder que algunos gatos de avanzada edad o con algún tipo de problema pierden el color natural de su pelo y lo cambian por un tono más apagado o con canas, en estos casos, algunos dueños optan por teñir el pelo de su amigo con tintes especiales que no llevan amoniaco. Es importante que seamos conscientes de que no se pueden utilizar pigmentos ni tintes que no sean específicos para mascotas, ya que estos pueden dañar seriamente su piel. Teñir el pelo de un gato muchas veces pasa a ser una extravagancia propia de su dueño y que si es excesivamente llamativa puede desorientar y estresar a nuestro pequeño amigo, a pesar de ello algunas personas no dudan en someter a sus compañeros felinos a todo tipo de diseños que, aunque pueden resultarnos muy originales y divertidos en un papel, llevados a la realidad no dejan de ser una practica de dudosa respetabilidad hacia nuestros gatos. Para que os hagáis una idea os mostramos algunas fotos de gatos con el pelo teñido, poneros en su lugar y pensad como pueden sentirse.

http://www.petesthe.com/en/colorrest_en.html

Como ultima novedad en el apartado de peluquería tenemos que hablar de las pelucas para gatos. Esta excentricidad no será seguramente del agrado de tu gato pero existir existe, si quieres ver algunos ejemplo puedes visitar la página de Kittywings.

http://www.kittywigs.com/index.html

DEFUNCIONES
Su tu gatito ha fallecido y quieres rendirle un homenaje o sencillamente darle sepultura o incinerarlo pero no sabes como, aqui te damos las pautas.
CONVIVENCIA
Conoce como es la convivencia de un gato entre sus congéneres y con otros animales que pueden compartir espacio con él. Te enseñamos además a facilitar la convivencia entre ellos.

Youtube  Blogger  Google +  Tuenti  Twitter
.
© 2009
Maica García


gatos gatitos animales mascotas