ENFERMEDADES GENERALES

ABSCESOS: bultos palpables con pus producidos por la infección de una herida abierta cuando la piel se cierra sobre ella.

Síntomas: falta de apetito, cambio de comportamiento, pelo reseco y abierto sin presencia de heridas pero con bulto palpable.
Tratamiento: aplicar un paño empapado en agua caliente (sin escaldar la piel). El agua caliente extraerá el pus del acceso y penetrará bajo la piel si se hace una pequeña abertura apretando suavemente. Después de extraer todo el pus posible, lave la región con agua templada y aplique agua oxigenada con un poco de algodón. Como el acceso necesita exudar el pus no vende la zona.

ACNÉ: localizado entorno a la barbilla y boca pueden deberse a alergias, alimentación o presencia de cuerpos extraños.

Síntomas: aparición de granos “de café ”y bultos.
Tratamiento: lavar zona afectada con jabón neutro, aclarar y secar bien (la humedad favorece la aparición de acné) y frotar la zona con harina de maíz en gatos de pelo claro y con tierra de batán en los de pelo oscuro con el fin de que los granos se sequen antes.

ALERGIA: los gatos son muy propensos a las alergias, incluso pueden ser alérgicos entre ellos, al polvo, determinados antiparasitarios, perfume, maquillaje, detergentes etc.

Síntomas: tos, estornudos, dificultades respiratorias, picazón, lagrimeo.
Tratamiento: eliminación de los factores causantes

BRONCONEUMONÍA: inflamación aguda de los bronquios y alvéolos pulmonares.

Síntomas: tos, fiebre, catarro, emisiones mucopurulentas, estado sensorial alterado, dificultad respiratoria.
Tratamiento: antibióticos (penicilinas, tetraciclinas) y sulfamidas junto con mucolíticos y fluidificantes del esputo (acetilcisteína).

CAÍDA DEL PELO: si esta se produce fuera de la época de muda puede deberse a una mala alimentación, presencia de parásitos o un ambiente excesivamente caldeado.

Síntomas: caída del pelo.
Tratamiento: mejorar su alimentación, complementar con vitaminas y uso de antiparasitarios externos.

CATARATAS: opacidad del cristalino de causas congénitas, metabólicas o traumáticas.

Síntomas: dificultades en la visión.
Tratamiento: intervención quirúrgica.

CASPA: el exceso de caspa (un poco forma parte de la muda normal) puede deberse a una dieta deficiente, a una carencia de aceites o algún parásito o enfermedad de la piel. Los gatos castrados (por deficiencia hormonal) y los viejos (de pelo más seco y recio, con piel más escamosa) son más propensos a la caspa.

Síntomas: aparición de partículas grisáceas y blanquecinas sobre el pelo, con escamación de la piel.
Tratamiento: suplementos alimenticios y baños frecuentes.

COLA PELADA: acumulación de una sustancia marrón producida por la glándula localizada en la parte superior de la cola del gato, cerca de la base.

Síntomas: hinchazón, ampollas, enrojecimiento e irritación con alopecia en la zona.
Tratamiento: lavar y secar completamente la zona afectada con regularidad y aplicar un bálsamo para la irritación.

CÓLICO: contracción espasmódica de una víscera.

Síntomas: ataques repentinos y agudos con dolor, postración, ansiedad y dolor localizado.
Tratamiento: antiespasmódicos.

DIARREA:

Síntomas: aumento de la frecuencia de defecación y/o contenido hídrico.
Tratamiento: eliminar agente causante, dejar de comer durante 4 días aunque se le ofrecerá agua para evitar deshidratación.

ENDOMETRITIS: inflamación de la matriz (mucosa del útero) frecuentes en gatas ancianas y en tratamientos abortivos o inhibidores del celo.

Síntomas: malestar general, vómitos, anemia, aumento de la temperatura corporal y flujo maloliente que sale por la vulva.
Tratamiento: antibióticos inyectables (penicilina, cefalosporina) o intervención quirúrgica..

ESTOMATITIS: inflamación de la mucosa bucal debido a agentes infecciosos, irritantes o traumáticos. Puede atacar a otras zonas como paladar, lengua, encías. El sarro es un factor desencadenante.

Síntomas: mal aliento, dificultad de masticación, enrojecimiento difuso de la cavidad oral.
Tratamiento: antibióticos e higiene bucal.

FARINGITIS: inflamación de la mucosa debido a agentes infecciosos, físicos, químicos o traumáticos.

Síntomas: dificultad de deglución, ataques de tos, fiebre, cansancio y anorexia.
Tratamiento: eliminar agente primario.

MASTITIS: inflamación de las glándulas mamarias debidos a agentes bacterianos. La presencia de leche es un factor que predispone a esta enfermedad.

Síntomas: fiebre, inapetencia, dolor local en mamas con aumento de temperatura y presencia de tumores.
Tratamiento: antibióticos por vía general (penicilina, tetraciclina) con antinflamatorios y paños fríos.

PIOMETRA: infección uterina por el desarrollo de agentes bacterianos frecuente tanto en gatas con escasos celos o muy separado como en gatas de celos frecuentes.

Síntomas: abatimiento, falta de apetito, mucha sed y necesidad de orinar continuada, fiebre, supuración vaginal de color crema, espesa y maloliente, hinchazón del abdomen.
Tratamiento: antibióticos o intervención quirúrgica (extirpación ovarios y úteros).

OTITIS: proceso inflamatorio del conducto auditivo o estructura interna del oído causado por agentes traumáticos, bacterianos, hongos o parásitos.

Síntomas: movimiento continuo de las orejas, intenta rascarse, quejarse y mantiene ladeada la cabeza.
Tratamiento: productos antibacterianos, parasitarios y antimicóticos de uso local.

PANCREATITIS: inflamación del páncreas debido a una mala alimentación, agentes bacterianos o víricos.

Síntomas: aullidos escandalosos, vómitos, dolores abdominales, diarrea y síntomas nerviosos. En los casos más graves dificultad digestiva y emisión de heces grasientas y amarillentas.
Tratamiento: antibióticos, dieta pobre para no estimular el páncreas y rehidratantes por vía intravenosa (Ringer lacteado, solución glucosada).

PODERO O PODODERMATITIS: inflamación aguda de los dedos, con aspecto purulento debido a la infección bacteriana de heridas. Puede incluso provocar la necrosis (muerte de tejido) del dedo atacado.

Síntomas: dolor local, aumento de volumen y temperatura del punto afectado, con fallos funcionales. Fiebre general, inapetencia.
Tratamiento: antibióticos y antinflamatorios con aplicación de venda protectora.

SEPTICEMIA PUERPERAL: infección bacteriana extendida en el útero después del parto. La no completa expulsión de la placenta en el parto es un factor desencadenante.

Síntomas: pérdidas oscuras y malolientes por las vías genitales, fiebre, inapetencia y retiro de la leche de las mamas.
Tratamiento: antibióticos por vía general o mediante irrigaciones uterinas, uterotónicos (metilergometrina)

SINDROME UROLOGICO FELINO (CÁLCULOS): El SUF, FUS o FLUTD no es más que la cistitis del gato debida a la formación de cálculos de estruvita o fosfato-amónico magnésico.

Síntomas: incontinencia (necesidad frecuente de orinar) con presencia de dolor agudo, incluso con sangre, no usar el cajón de tierra, lamerse la zona urinaria con frecuencia y mucha sed; en los casos de mayor gravedad obstrucción de la uretra y formación de cálculos renales.
Tratamiento: la formación de estos cálculos puede limitarse mediante alimentos que favorezcan una orina ácida (lights), desbloquear la uretra, administración de antibióticos, extirpación quirúrgica.

 

 

ENFERMEDADES OCULARES

Pueden ser de diverso origen: irritación por pelos en los ojos, conjuntivitis, entropión (párpado dirigido al globo ocular) o falta de higiene.

Síntomas: presencia de legañas o lagrimeo excesivo.
Tratamiento: limpiar con gasa empapada en suero fisiológico y dar un colirio o antibiótico en gotas cuando proceda.

 

ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

Aunque haya vacunado a su gato contra la grave “gripe del gato” (RVF) sigue estando expuesto a unas 100 formas más de resfriado , incluso la vacuna contra la clamidiasis sólo lo inmuniza frente a 8 ó 9 formas de resfriado común.

Síntomas: ojos llorosos, estornudos y tos, incluso congestión nasal o de pecho. En casos graves mucosidad densa amarillo-verdosa, con o sin sangre.
Tratamiento: antibióticos en jarabe, comprimidos o gotas nasales

 

INTOXICACIONES

Las intoxicaciones más frecuentes incluyen al plomo, la estricnina, la ivermectina, los anticoagulantes , los órganos fosforados, carbamatos, las piretrinas y piretroides.

Síntomas: síntomas nerviosos, digestivos, respiratorios, alteraciones de la temperatura corporal y hemorragias.
Tratamiento: Llame al veterinario. Identificar el tóxico y realizar los primeros auxilios una vez identificado.Disminuir su absorción. Vaciado de estómago.

Inducir él vomito con sal gruesa o agua oxigenada 10 vol. dosis de 10 ml cada 10 kg por boca. Este puede ser ineficaz si han transcurrido mas de 4 horas desde la ingestión, a menos que estuviera mezclado con comida que retrasa el vaciado gástrico. Está contraindicado cuando el agente ingerido es corrosivo, un ácido mineral, estricnina o un destilado del petróleo de alta densidad.

Aumentar su eliminación, darle aceite mineral o vaselina nunca aceite de cocina.

Se ha de lavar al paciente pues los agentes que pueden producir toxicidad sistémica por absorción transcutánea comprenden los insecticidas clorados y organofosforados, hidrocarburos halogenados, cáusticos y corrosivos. Los tóxicos introducidos en los ojos deben lavarse con grandes cantidades de agua o suero fisiológico.Tóxicos más comunes y aproximación del tratamiento.

Warfarina y derivados cumarínicos: Encontrado en raticidas. Su antídoto es la administración de vitamina K a dosis de 25 a 150 mg IV; la velocidad no debe exceder de 10 mg por minuto.

Insecticidas con fosfatos orgánicos : Administrar sulfato de atropina y cloruro de pralidoxima.

Metales pesados: Administrar agentes quelantes.

Alcohol metílico(metanol):El tratamiento es la administración de alcohol etílico (etanol) para evitar la formación de metabolitos tóxicos de los alcoholes ingeridos.


ENFERMEDADES CONTAGIOSAS

ANEMIA INFECCIOSA FELINA (AIF) y LEUCOSIS: son otras de las enfermedades contagiosas que provocan transtornos en la sangre (falta de hierro y leucocitos respectivamente).

Tratamiento: vacunar.

CALICIVIROSIS (CVF): cepa virulenta del resfriado común.

Síntomas: fiebre moderada, estornudos, aumento de salivación, úlceras en boca, ampollas en la lengua. Puede llegar a afectar al pulmón.
Tratamiento: vacunación, remitir síntomas.

CLAMIDIASIS: cepas del resfriado común menos virulentas.

Síntomas: lagrimeo, inapetencia, fiebre.
Tratamiento: vacunar y remitir los síntomas.

CORIZA:
Síntomas: goteo a nivel de nariz y ojos, estornudos, fiebre y lesiones ulcerativas en la boca, la complicación de la enfermedad puede acarrear la aparición de secreciones purulentas en ojos y nariz, así como pulmones.
Tratamiento: vacunar.

INMUNODEFICIENCIA FELINA (F.I.V.): Este virus, transmitido por mordedura, provoca en el gato un síndrome de inmuno-deficiencia muy similar al del hombre, no siendo transmisible a éste.

Tratamiento: no existe.

LEUCEMIA FELINA (LVFe): la infección se produce por contacto con otros animales portadores de la enfermedad; entre el contagio y la aparición de los síntomas clínicos pueden pasar años.

Síntomas: inapetencia, somnolencia, debilidad, anemia, aparición de tumores y enfermedades sanguíneas.
Tratamiento: vacunar (en los animales dedicados a la cría no es aconsejable).

PANLEUCOPENIA FELINA (EIF): enteritis infecciosa felina.

Síntomas: inapetencia, fiebre, vómito espumoso, disentería amarilla-grisáceas, o hemorrágicas, oscuras y con mal olor, dolores abdominales, disminución de leucocitos en sangre.
Tratamiento: antiemético, antidiarreico, antibiótico, sol glucosadas y Ringer lacteado.

PERITONITIS INFECCIOSA FELINA (P.I.F.): enfermedad viral que afecta sobre todo a los gatos que conviven con un gran número de congéneres.

Síntomas: dilatación del abdomen, edema pulmonar y abdominal.
Tratamiento: no existe.

RABIA: (rabdovirus) enfermedad incurable, mortal y que puede transmitirse al hombre.

Síntomas: cambio de carácter, paralización de los músculos de la garganta y carrillos que provoca dificultades para comer, beber y una expresión extraña de la cara, babeo ambundante.
Tratamiento: vacunar

RINOTRAQUEÍTIS FELINA (RVF): gripe del gato, causa estragos en cachorros no vacunados.

Síntomas: transtornos respiratorios, fiebre, mucosidad, estornudos, conjuntivitis, lagrimeo, tos, ulceraciones en la córnea del ojo.

TIFUS: enfermedad viral de carácter muy contagioso y de gran mortalidad sobre todo en gatitos.

Síntomas: diarrea, vómitos, fiebre.
Tratamiento: vacunación.


Enfermedades

Cuando nuestro gatito esta enfermo necesita muchos cuidados y mimos. Sabrás cuando esta malito cuando observes en él cambios de conducta, falta de apetito, fiebre, estornudos, ojos turbios, deshidratación, temblores o falta de actividad y será el momento de llevarle al veterinario.

Procura asegurarte de que bebe mucho para que no se deshidrate, si no lo hace tendrás que darle agua con una jeringuilla. La alimentación también tendrás que vigilarla porque no tendrá ganas de comer o le resultará difícil, ofrécele alimentos que pueda comer con facilidad y que sean apetecibles como por ejemplo un caldito de pollo, si esta resfriado no olerá la comida así que caliéntala un poco para que aumente su aroma, en caso de que no coma nada dale suplementos vitamínicos y de minerales de los que vienen en pasta, ponle un poco en la pata o en la nariz y lo lamerán para no estar sucios.

Mantén al gato en un lugar donde nadie le moleste, bien abrigadito, sin humedad y sin ruido. Debe permanecer lo más tranquilo posible por lo que no debes lavarle si no es imprescindible aunque el deje de hacerlo, si lo haces utiliza un paño húmedo para la carita y champú seco para el cuerpo.


Youtube  Blogger  Google +  Tuenti  Twitter
.
© 2009
Maica García


gatos gatitos animales mascotas