Adiestramiento

El adiestramiento de un gato aunque es posible no es tan llevadero como por ejemplo el de un perro, simplemente porque a los perros les encanta agradar al lider de la manada, es decir, a su dueño, pero a los gatos esto les trae al fresco porque ellos no son animales de grupo y por tanto buscarán hacer cosas que les interesen a ellos y no a otros. No obstante si la recompensa por hacer algo vale la pena y  lo que pides es una acción natural del animal, tu gato accederá a realizar seguramente lo que le propones. El adiestramiento es mucho más fácil si se comienza desde que el gato es un cachorro.

En realidad un adiestramiento para un gato es una especie de engaño para que haga algo instintivamente. La norma es bastante simple, premiar a nuestro gato cuando hace algo bien con paciencia y coherencia y nunca castigarle si lo hace mal. Para que lo que aprenda se quede grabado en su cabecita tendrás que repetir la lección a modo de entrenamiento como mínimo durante una semana ya que sino puede olvidar lo aprendido en un momento.

Si queremos por ejemplo que nuestro gato nos de la patita podemos poner en nuestra mano un apetecible y rico premio, algo que adore pero que no le das a menudo, y extender la mano mientras decimos las palabras con las que queremos generar la acción, por ejemplo “Hola” o “Dame la patita”, ofreciéndoselo sin dejar que lo coja a no ser que nos de la pata. Si no atiende insistiremos. Cuando nos de la patita automáticamente él obtendrá su premio. Si repetimos esto constantemente durante un tiempo relacionará el gesto y la palabra con el premio y sabrá que dar la patita es algo que le interesa. Después haremos lo mismo pero sin comida como premio, bastará por ejemplo una caricia, quizás el premio anterior le pueda parecer mejor pero a pesar de ello el seguirá realizando la acción por si encuentra el premio deseado y en caso de que no sea así  no desistirá mientras sigas premiándolo de vez en cuando. Esto podemos realizarlo con otras acciones como que se siente, que baje de un sitio, que venga cuando le llamas, que te deje cogerlo en brazos o cualquier otra cosa que se te ocurra siempre que sea algo realizable de forma natural por el gatito. Recuerda que hay que repasar la lección de vez en cuando para refrescar la memoria de tu gato.

También podemos adiestrar al gato utilizando un clicker. El clicker es una cajita de plástico con una lámina metálica en su interior, que al presionarla produce un sonido. Lo que se hace es asociar el sonido del clicker a una acción como refuerzo del premio principal. El sonido refuerza mejor que la voz, porque siempre funciona igual independientemente de quien le premie. Cada vez que su mascota escuche el sonido del clic sabrá que está haciendo algo bien y que podría recibir un premio, de hecho muchas veces considerará el mismo clic como un premio en si.

El adiestramiento en cuanto a quitarles malas costumbres ya adquiridas nunca debe incluir como hemos dicho castigos que supongan dolor al gato ni gritos. El mejor recurso será la sorpresa, por ejemplo podemos utilizar un atomizador con agua para dispararle ocultamente cuando haga algo mal, el gato no debe ver que somos nosotros quienes le mojamos para que no nos asocie con algo negativo o nos coja miedo.

Si no estamos en casa podemos ponerle trampas que lo disuadan de hacer trastadas como latas vacías que caigan haciendo mucho ruido cuando el suba a un sitio, pues el ruido por sorpresa le asustará y no volverá seguramente a repetir lo que hizo mal.

Si nuestro gato se dedica a mordernos o arañarnos podemos regañarle de la misma forma que lo hacen los gatos adultos dominantes cuando se pasan de la raya dándole unos toquecitos suaves sobre la nariz que es muy sensible, no les dolerá pero sabrán que se han portado mal contigo.

Disuadirle con olores también es una opción, por ejemplo odian el olor a naftalina, a naranja, a perfumes fuertes y hay también en el mercado repelentes para gatos que se pueden poner en sitios en los que no queremos que vaya.

PSICOLOGIA DEL GATO
¿Quieres saber como te ven los gatos? Te enseñamos a conocer mejor como piensan, a analizar su caracter, sus emociones y a detectar cuando su equilibrio se ve afectado.
VÁTER O ASEO DEL GATO
Conoce los distintos tipos de accesorios para que tu gato pueda hacer sus necesidades, como las bandejas higiénicas, desde las simples a las más sofisticadas, o sistemas de entrenamiento para utilizar tu wc.

Youtube  Blogger  Google +  Tuenti  Twitter
.
© 2009
Maica García


gatos gatitos animales mascotas